Criopreservación: La necesidad de llegar por debajo de los -130ºC

¿De verdad -150ºC?!? Por qué no -20ºC o -80ºC, eso parece bastante frío. Cual es el significado de las ultra bajas temperaturas que se observan en los ultrafreezer y tanques criogénicos que vemos en todos los laboratorios del mundo? 

Todos sabemos que los freezer tienen el poder de preservar – Este es el motivo por el cual comemos tranquilos el helado que pusimos en el freezer el verano pasado, pero por que los equipos en los laboratorios necesitan alcanzar estas temperaturas tan extremadamente bajas? Que hace a los ultra freezer de -150º distintos de cualquier refrigerador? Para decirlo fácil, los super congeladores tienen super poderes: pueden detener el tiempo. La ciencia detrás de los más fríos de los fríos, criopreservación, es lo que permite a las células congelarlas en el tiempo.

Aunque la ciencia haya llevado la idea de criopreservación más allá de los límites realistas, el concepto es aplicable a células bacterianas y de mamíferos. La idea general detrás de la criopreservación es básicamente conservar un inventario o un suministro de respaldo de las células o tejidos en los que se trabaja.

El principal desafío en la preservación de una célula es asegurarse la viabilidad al momento de la preservación. Aquí es cuando la magia de -130ºC cobra importancia.

Las células que se preservan a temperaturas menores a -130ºC detienen ” su metabolismo”, básicamente es como poner la célula en pausa.

No podemos decir lo mismo de las células conservadas entre -70 y -90ºC. En este rango, los procesos biológicos no se detienen, sólo ocurren más lentamente. Por este motivo se pueden conservar células exitosamente a -80ºC.

Sin embargo, aquellas celúlas y tejidos preservados a -130ºC se podrán guardar exitosamente, por siglos. Este fenómeno es posible debido a que las células se encuentran por debajo del punto de transición a cristal (-130ºC), donde el agua líquida no existe.

Esta preservación será posible utilizando los métodos de congelación apropiados que aseguren la integridad de las células o tejidos.

Conclusión

El debido almacenamiento de líneas celulares o tejidos en la condiciones adecuadas son de mucha importancia para la viabilidad en el downstream. Por lo tanto es crucial que los científicos entiendan la diferencia entre conservación a ultra baja temperatura y temperatura de nitrógeno. Solo las células conservadas por debajo de -130ºC seguirán siendo viables en el largo plazo.

Sale Precision Guide Panasonic (2014)

Consúltenos

Los comentarios están cerrados.