¿Cuándo reemplazar los bidones?

Los bidones que muestran signos de decoloración pueden requerir reemplazo. Una simple prueba de caída ayudará a confirmarlo.

Disminuir el tiempo de contacto con ciertas soluciones, verificar la compatibilidad química, el enjuague completo después del  uso y almacenamiento fuera de la luz solar; pueden aumentar la vida útil. Sin embargo, la coloración amarillenta o una prueba de caída que provoca el agrietamiento puede ser una señal de que es hora de comprar nuevos bidones. Debido a que están diseñados para ayudarle a evaluar y minimizar los riesgos en su proceso, los bidones Thermo Scientific Nalgene ™ son la solución perfecta.  

 

P: ¿Por qué los bidones se vuelven amarillos con el tiempo luego del uso repetido?

R: Los productos de plástico están destinados a durar, pero con el uso repetido, especialmente cuando se almacenan productos químicos que pueden afectar las propiedades del plástico, en repetidas ocasiones autoclave / esterilización o dejándolo expuesto a la luz UV. Este color amarillento, que puede también incluir rajaduras, grietas y picaduras, es causada por un desglose de los polímeros en el plástico y es un indicador que es el momento de sustituir el producto para proteger adecuadamente el contenido de fugas, contaminación o adsorción.

ENFÓQUESE EN SU PROCESO, NO EN LOS CONTENEDORES…

Causas e impacto del cambio de color y fragilidad del plástico

La decoloración es una indicación de que los estabilizadores de calor y antioxidantes ya no están haciendo su trabajo en su contenedor. Es una advertencia – un indicador visual de que el contenedor puede estar perdiendo sus propiedades elásticas de protección y se ha vuelto frágil. Esta fragilidad puede resultar en falla del producto potencial si se cae o comprime, o durante las aplicaciones de congelación. El punto exacto en el que la pieza debe ser reemplazada es una cuestión de la evaluación de riesgos en su propio proceso. Cuando ha notado la decoloración de su contenedor, puede realizar una prueba dejándolo caer (después de vaciarlo) para comprobar la fragilidad.

Exposición a la luz ultravioleta

El plástico se vuelve más frágil debido a la exposición a la luz UV de modo prolongado, por ejemplo dejándolo a la intemperie por un largo período. Un indicador de este daño es un cambio de color, que es visible antes de que el plástico se torne frágil y pueda perder su contenido.

 

Reacciones con químicos

Los productos químicos pueden afectar a la resistencia, flexibilidad, aspecto de la superficie y el color de plásticos a través del tiempo. No sólo pueden adsorber productos químicos en el plástico, lo que resulta en ablandamiento o hinchazón, pero más preocupante es que pueden romper la larga cadena de polímeros en el plástico, lo que resulta en la fragilidad. El agrietamiento por tensión también puede estar presente después de la exposición a largo plazo a ciertas sustancias químicas.

 

Desgaste físico

Aplicar presión o vacío combinados con algunos de los factores de desgaste mencionados anteriormente, puede resultar en la falla del producto si no se sustituye con el tiempo.

Consúltenos

Los comentarios están cerrados.